¿Y donde se fuera secando el mar?

ID-10017842

Capaz que nos mataremos entre nosotros mismos, con la mente o con la mirada, a quien veas matas. Y, entonces, ahora si, habría muchas personas dispuestas a, por fin, mirar a los ojos, aunque ahora eso implique matarlas. Habría otros que estarían dispuestos a arrancarse sus ojos con tal de no ver a nadie. Cuervos felices comerán esos ojos; cuervos picoteando rostros, cuervos con reflujo.

¿Y dónde se fuera secando todo el mar? Estaría con madre. Entraría corriendo aprovechando el desnivel a favor, hasta que mis zapatos se llenaran de arena, y no pudiera moverlos más, hasta que caería. Entonces, luego, empezaría a rodar para llegar al fondo del mar. Vería peces muriendo. Me descalzaría, me levantaría y volvería a correr; tendría que ser el primero en llegar al mero fondo y pisar ese lugar virgen; ahí si pudiera morir; que mi cuerpo fuera el souvenir de los incrédulos, que vean mi carne putrefacta en el lugar más hondo del planeta. Que sepan que alguien pudo llegar a esas coordenadas, y que no sepan cómo ni cuando. Desde el fondo seco le gritaría a todos que me la pelaron, y luego empezaría a carcajearme lo más fuerte que pueda, lo más falso y burlón que pueda, hasta que me muera. Que no sepan que fue sencillo, que no sepan que los mares se secaron o que fueron reorganizados a través de tsunamis orquestados rítmicamente. Que nadie sepa como lo logré. Que sea de los misterios modernos, o últimos. Como las pirámides, como los mayas, como la mente de Saramago.

El fondo del mar y mi cuerpo, mis huesos sobre los de otra mujer, o capaz que para entonces solo habrá polvo. Pinches amenazas que nos decían los viernes primeros de cada mes, que polvo soy y en polvo me convertiré. ¿Quién querrá correr conmigo al fondo del mar seco? ¿Quién querrá coger conmigo ahí? Y de ser necesario hacerlo con los ojos cerrados para no matarnos. Coger muriendo, con los ojos cerrados para no matarla mientras la veo. Sí, sí, así debe de ser. Ese debe de ser mi final. Abrir los ojos al orgasmo, abrir los ojos a la muerte. Que nos matemos con sexo, morir de un orgasmo en el fondo del mar seco.

Kato Gutiérrez © 2013

Imagen cortesía de: FreeDigitalPhotos.net

5 comentarios en “¿Y donde se fuera secando el mar?

  1. Ahorita vengo, ya me dieron ganas de escribir. Sería el fondo del mar seco, los tsunamis, la sensación de rodar o las purititas ganas de vaciar los sentimientos???

  2. Mi sonrisa lo dice todo , que fuerza y que ironía , pensarían algunos …. me refleja que la Alegría se expande para atravesar el otro misterio , el papá de todos los misterios descritos aquí ….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s